Situación geográfica

Última modificación: 29/08/2016 - 10:38

La Comunidad de Aragón es una de las diecisiete Comunidades Autónomas que constituyen España y está formada por la provincias de Huesca, Teruel y Zaragoza, con un total de 739 municipios (202 pertenecen a Huesca, 236 a Teruel y 291 a Zaragoza). Tiene una superficie de 47.650 kilómetros cuadrados. La provincia de Zaragoza es la más grande con 17.252 kilómetros cuadrados, seguida de Huesca con 15.613 y Teruel con 14.785. Aragón es la cuarta Comunidad Autónoma de España en tamaño y ocupa el 9,42 % del territorio español.

Aragón limita con Francia por el norte, Navarra, La Rioja, Soria, Guadalajara y Cuenca por el oeste, Valencia y Cuenca por el sur y Castellón, Lérida y Tarragona por el este. Así pues, sus Comunidades limítrofes son Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Navarra y Valencia.

LA ESCUELA POLITÉCNICA SUPERIOR está situada a 3 kilómetros del centro urbano de Huesca, en la confluencia de la autovía Zaragoza-Huesca E-7, Nacional 330, con la carretera local de Cuarte (N42º07'12,78'' W0º26'49,04")

 

 

La ciudad de Huesca con una altitud de 460 metros, está situada en el sur de los Prepirineos, las sierras de Gratal y Guara quedan de paso hacía las tierras de los Monegros situadas en el sur.

Su clima es continental, con veranos calurosos e inviernos fríos, aunque con inviernos más suaves que en las zonas bajas del Valle aragonés del Ebro. Las precipitaciones alcanzan los 500 mm y la temperatura media es de 15 grados. El viento del norte y las nieblas, típicas del Valle del Ebro, están mitigadas por la proximidad de las montañas prepirinaicas y por la altitud. Nieva con poca frecuencia, aunque a veces la nieve permanece durante todo el invierno en la cima del pico Guara.

En el valle del mismo nombre, la ciudad se asienta en una pequeña colina, en cuya parte más alta se encuentra la Catedral y el Ayuntamiento, donde fue encontrada la ciudad íbera, a continuación romana y árabe, cercada por las Murallas de los Cosos.

Fuera de las murallas se encuentra la ciudad moderna, una secuencia de barrios que van desde las poblaciones medievales a diferentes ensanches del siglo veinte.

 

 

El Parque de Miguel Servet ocupa una extensa área del centro de la ciudad. Sus espacios verdes se completan con el Parque del Perpetuo Socorro y el Parque del Isuela, así como con el pinar del Cerro de San Jorge.

La oferta medioambiental se complementa con una extensa variedad de posibilidades en sus alrededores. Así pues se pueden mencionar los castillos de Montearagón y Loarre, la ciudad medieval de Alquézar, los mallos de Riglos y Vadiello o el antiguo pantano de Arguís.

La ornitología es un importante capítulo en Huesca, donde los puestos de observación de aves y sitios recomendados son Valdabra, las albercas de Cortés y Loreto y los mallos del Salto de Roldán.

Huesca es una ciudad tranquila, acogedora y con una alta calidad de vida, como lo demuestra la proximidad y calidad de muchos de los servicios básicos. Actualmente tiene una población cercana a los 50.000 habitantes. Su economía se centra en la administración, agricultura y servicios, con un sector industrial que se recupera lentamente. Como entrada de los Pirineos, la ciudad está situada en un nexo de comunicaciones, entre el Valle del Ebro y los Pirineos y entre Navarra y Cataluña. Se conecta con Zaragoza a través de la autovía y en un futuro lo hará también por este medio con Lérida y Pamplona. El ferrocarril de Canfranc, hoy en decadencia, conecta el Valle del Ebro con la frontera francesa.

A pesar de su escasa población, tiene una intensa actividad cultural, con dos museos y varias salas de exposiciones, así como un conservatorio de música. Entre las actividades que se organizan anualmente en la ciudad destacan el Festival Internacional de Cortometrajes, con 27 ediciones en su haber, la Muestra de Teatro que se celebra en otoño, la Feria Internacional de Teatro, con una importante participación de grupos de distintos países, recitales de música étnica y clásica, así como otras actividades organizadas por las Peñas Recreativas Oscenses: cine club, conciertos, etc.

Desde la antigüedad la ciudad se ha caracterizado por una gran vocación educacional. Tuvo su propia universidad (Universidad Sertoriana) durante varios siglos y en la actualidad tiene varias instituciones universitarias, con claras aspiraciones a incrementar la calidad y cantidad de sus licenciaturas.

Desde el punto de vista de la agricultura, Huesca está situada en torno al Canal del Cinca y forma parte de una zona con una fuerte producción de cereal de secano y cultivos de regadío que abastecen a varias harineras. En sus alrededores existe una dilatada y creciente actividad ganadera con el cerdo y aves de corral.

Dentro del sector servicios, además de aquellos que respaldan el sector agrícola, vale la pena destacar la industria de restauración y los deportes de aventura. Una serie de restaurantes presenta una atractiva oferta gastronómica. Por otra parte, Huesca es un lugar perfecto para los seguidores de los deportes de aventura y naturaleza.

En las proximidades de Monflorite puede practicarse el vuelo en velero, rafting en los ríos Gállego y Ara, escalada en el rocódromo del Perpetuo Socorro y en las escuelas cercanas a Riglos y Vadiello, golf en Nueno, parapente en Loarre y Tiacuto, vuelo en ultraligero, hípica, paseos con camellos, senderismo, etc.